Seguridad del bebé






Un bebé pequeño
• No puede sostener su cabeza por si solo.
• Pesa menos de 6 Kg.
• Requiere ser amamantado constantemente.
• Duerme mucho.
• Necesita del calor de su mamá.




 Un bebé mediano
• Puede sostener su cabeza por si solo.
• Pesa entre 6 y 10 Kg.
• Le gusta ver a su alrededor.
• Duerme pequeñas siestas.
• Necesita del calor de su mamá.



 Un bebé grande
• Le gusta gatear y caminar.
• Es pesado.
• Durante el día le gusta ser cargado constantemente.
• Necesita dormir una siesta.



 Un niño pequeño
• Se cansa de caminar en paseos largos.
• Es muy pesado.
• Disfruta ir en la espalda de un adulto.
• Regularmente duerme una siesta.



....






Cargar a tu bebé correctamente en un rebozo
mami ¡cárgame!® es más seguro que cargarlo en tus brazos, por lo tanto:

Al cargar al bebé por primera vez, hazlo en un lugar tranquilo, que el bebé esté relajado y contento ó un poco adormilado y no tenga hambre.

• No te desilusiones si tu bebé llora mucho porque no está acostumbrado. Trata de relajarte, abrázalo, háblale e inténtalo de nuevo manteniéndote en movimiento.

• Usa tu sentido común, no impongas a tu bebé a una posición en específico.

• Practica constantemente las diversas formas de cargar a tu bebé, las primeras veces frente a un espejo.

• Asegúrate de que tu bebé no tenga obstáculos para respirar.

Nunca lleves a tu bebé al andar en moto, bicicleta ó caballo.

• Si vas a manejar, ponte el rebozo desde tu casa sin anudar atrás, así evitarás ensuciarlo con el piso de la calle, para posteriormente cuando te bajes del auto, acomodes a tu bebé en el rebozo.

No es sustituto del asiento para bebés dentro de un vehículo.

• Pisa correctamente las escaleras y utiliza los barandales.

No uses tacones cuando cargues a tu bebé.

• Ten cuidado con la cabeza y cuerpo del bebé al doblar esquinas o pasar por puertas.

• Al agacharte cuando estés cargando al bebé, dobla las rodillas y no la cintura.

• Si alguien más te ayuda a cuidar a tu bebé, enséñale a usar el rebozo.

• El rebozo ¡mami cárgame!® debe ser utilizado sólo como lo indican las instrucciones.

• Con las instrucciones adecuadas y una buena técnica ¡disfruta a tu bebé siempre!


....






Sobre Displasia en el desarrollo de cadera

Fuente: www.hipdysplasia.org 

La Junta de Asesoría Médica del International Hip Displasia Institute (IHDI)  no avala ni asesora en contra de cualquier portabebé en particular u otro equipo. Su propósito  es proporcionar información sobre el desarrollo sano de la cadera para orientar a los fabricantes en el desarrollo de diseños seguros de equipamiento infantil, y ayudar a los padres a tomar decisiones informadas acerca de los dispositivos que utilizan para sus bebés. Se les anima a padres y cuidadores a elegir una mochila porta bebé que permita el posicionamiento sano de la cadera, además de otras consideraciones de seguridad. Cuando los bebés son cargados, la cadera debe permitir ser separada con los muslos apoyados y la flexión de la misma.


 La articulación de la cadera es una articulación de rótula. Durante los primeros meses de vida del bebé la cabeza del fémur es más probable que esté suelta dentro del acetábulo, porque los bebés son naturalmente flexibles y porque los bordes del acetábulo son de cartílago blando parecido al de la oreja.

 Si la cadera se ven obligada a una posición de estiramiento demasiado pronto, la cabeza femoral pone en riesgo los bordes de la cavidad donde se aloja (displasia de cadera) deformándolos, y en forma gradual provoca el deslizamiento del acetábulo por completo (dislocación de la cadera).

 La displasia y/o luxación de cadera en los bebés no es dolorosa por lo que esta puede no ser detectada hasta la edad de caminar y también puede resultar en una dolorosa artritis a la edad adulta. 

El riesgo de la displasia de cadera o luxación es mayor en los primeros meses de vida. A los seis meses de edad, la mayoría de los bebés han casi duplicado su tamaño, la cadera está más desarrollada y los ligamentos son más fuertes, por lo que son menos susceptibles a desarrollar displasia de cadera. Durante la infancia, la posición menos saludable para la cadera es cuando se extienden las piernas juntas y se mantienen  esta extensión hacia las rodillas, en forma recta y las piernas reunidas, lo cual es lo contrario de la posición fetal. El riesgo para la cadera es mayor cuando esta posición poco saludable se mantiene durante un largo tiempo. La colocación sana y correcta de la cadera evita posiciones que pueden causar o contribuir al desarrollo de la displasia o luxación de la misma. La posición más saludable para la cadera es dejarla caer o abrirse naturalmente, hacia los lados, con el apoyo de los muslos y la flexión de las rodillas. Esta posición se ha denominado la posición de caballito, a horcajadas, de rana, de sentadilla extendida o posición humana. El libre movimiento de las caderas sin forzarlas a juntarse promueve su desarrollo natural. Algunos tipos de portabebés y otros equipos pueden afectar a la posición sana de cadera.

 Estos dispositivos inadvertidamente podrían colocar a las caderas en una posición poco saludable, especialmente cuando se utiliza durante períodos prolongados de tiempo. Cualquier dispositivo que restringe las piernas de un bebé en una posición poco saludable debe ser considerado como un riesgo potencial para el desarrollo anormal de la cadera.

También es importante evaluar el tamaño del bebé y que coincida con el dispositivo adecuado para el tamaño del niño de modo que las caderas pueden estar en una posición sana durante el transporte. Se les aconseja a los padres que se informen e investiguen la seguridad y los riesgos de cualquier dispositivo que deseen utilizar. En caso de alguna duda, se recomienda consultar con su médico para que les ayude a tomar una decisión con un criterio médico relevante. 
Esta serie de dibujos demuestran los dispositivos típicos que permiten el posicionamiento saludable de la cadera en comparación con aquellas que no lo hacen.  











Asiento para el coche

  • No se recomienda: asientos estrechos.
  • Mejor: asientos más amplios que  ofrezcan espacio para separar las piernas, colocando la cadera en una mejor  posición.




Mochilas portabebés

  • No se recomienda:  muslo no apoyado a la articulación de la rodilla. Las fuerzas resultantes en la articulación de la cadera pueden contribuir a la displasia de cadera.
  • Mejor: el muslo con el apoyo a la articulación de la rodilla. Las fuerzas en la articulación de la cadera son mínimos porque las piernas se extienden apoyadas, y la cadera está en una posición más estable.


Portabebés de tela
  • No se recomienda: portabebés que obligan a las piernas del bebé  permanecer juntas ya que  pueden contribuir a la displasia de cadera.
  • Mejor: Las mochilas portabebés deben dar apoyo al muslo y permitir que las piernas se extiendan y flexionen para mantener la articulación en una posición estable.



....